sábado, 16 de junio de 2012

Alimentación maya en nuestros días


Algunos alimentos utilizados por la civilización maya, como la chía o el alga espirulina, han llegado a nuestros días después de años en el olvido.


Semillas de chia (foto by fesehe)



Los mayas habitaron Mesoamérica, actualmente cinco estados en el sureste de México, y en América Central, concretamente las actuales Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras.


Aunque la civilización maya, propiamente dicha, no surgió hasta el primer siglo de la era cristiana, diversos hallazgos arqueológicos los sitúan alrededor del 1500 a C. Por tanto desde esa época hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI, tuvieron que realizar una gran lucha para sobrevivir, entre la que se encontraba la forma de manejar los recursos naturales, vegetales, animales y minerales para su alimentación, principalmente.


                                                       Semillas chia en Amazon COMPRAR YA


Algunos de estos alimentos están siendo reconocidos por sus diversas propiedades para la salud.


Principales alimentos de los mayas


Entre los principales alimentos vegetales que consumían los mayas destaca el maíz, que lo obtuvieron a partir de su ancestro silvestre denominado teocintle. Además está el amaranto, el frijol, la calabaza, los chiles, la chaya, la miel, el alga espirulina y la chía.


La chía, la semilla heredada de los mayas


La Salvia hispánica o chía, fue uno de los cultivos básicos de los mayas. Es una planta anual, de verano, originaria de áreas montañosas de México. Muestra de ello es la denominación del estado de Chiapas, que significa "agua de chía".


Entre sus características nutricionales destaca su gran aporte de ácidos grasos esenciales, ya que las semillas de chía son la fuente vegetal con más alta concentración de omega 3, junto con el lino. También destaca sus propiedades antioxidantes; su importante dosis de proteínas, vitaminas del grupo B, minerales y fibra, principalmente mucílagos, que es una fuente de fibra soluble.


Además cabe destacar su ausencia de gluten, por lo que es apto para el consumo por celiacos, además de su bajo aporte de sodio.


El maíz, la base de alimentación maya


El primer alimento para los mayas era el maíz, que utilizaban para tomar con diferentes tipos de alimentos. Normalmente lo preparaban hirviéndolo o remojándolo en agua con cal, que luego drenaban y molían, obteniendo con ello una masa para hacer tortillas o tomarla tal cual, junto a frijoles o chiles.


El maíz es el cereal más importante después del trigo, aunque en países como España está muy por debajo de la media Europea en su consumo. Es originario de América y se introdujo en Europa en el siglo XVI. En la actualidad, entre los países más consumidores de este cereal están México, Guatemala y Sudáfrica.


El maíz posee muchas propiedades, ya que es un alimento de alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión; magnesio; betacaroteno; vitaminas del grupo B y fibra, entre otros.


Sus estigmas se pueden utilizar como infusión y son beneficiosas para aumentar la producción de orina y en casos de infección de vías urinarias.


El alga espirulina


Esta alga unicelular de agua dulce, fue consumida por los mayas, la que además utilizaban para comerciar con ella.


Es una fuente muy importante de nutrientes para el organismo, en cambio pobre en grasas y calorías. Además con la ventaja que su aporte de lípidos es en ácidos grasos esenciales, mucho más saludables que otro tipo de grasas.
                                                      Alga espirulina en Amazon COMPRAR YA 


Sus nutrientes son muy asimilables, como en el caso de las proteínas denominadas biliproteínas, que ya fueron absorbidas por el alga y por tanto ya están predigeridas. En general contiene entre un 64 a un 70% de proteínas.


Es un alimento muy útil para los vegetarianos, ya que es una fuente de vitamina B12, fundamental para el sistema nervioso y escasa en el mundo vegetal.


Parece ser, según algunos doctores en medicina, que puede cambiar la química del cerebro por su influencia en los niveles de neurotransmisores.


Esta microalga es un alimento que cuenta cada vez con más adeptos, sobre todo entre los japoneses y mexicanos, quienes en sus estudios con la espirulina muestran que es un gran suplemento nutricional, en conjunto con otros programas. Además, es el alimento vivo natural más antiguo.


Entre algunos alimentos mencionados algunos ya estaban casi olvidados y la investigación actual ha vuelto a traer hasta el mercado por sus altas propiedades, otros, en cambio, han sido utilizados durante siglos hasta nuestros días.

Efectivamente, la labor de la civilización maya en la historia nos ha dejado en herencia buena parte de su cultura, como sus grandiosos monumentos, calendario, profecías, dialectos, mitos y leyendas, así como también su alimentación, de la que se puede tomar ejemplo, en muchos casos, por la forma en que la utilizaban y el porqué

1 comentario: